Especial de Diario El Mercurio sobre Ranking Imad 2022

diciembre 21, 2022

Hay una tendencia a incorporar a más mujeres en la toma de decisiones de las empresas más influyentes

Desde que se realizó por primera vez en 2017 el Ranking IMAD (Índice de Mujeres en Alta Dirección), que tiene como objetivo retratar el panorama de participación de las mujeres en los directorios y en la primera línea de las empresas participantes, se ha visto una evolución quizás impensada para ese entonces.
 

En la edición 2021 del Ranking IMAD (Índice de Mujeres en Alta Dirección) es posible observar cómo cambió el escenario desde la primera versión (2017): teniendo en consideración la pandemia y sus posibles consecuencias negativas en el empleo femenino, nos encontramos con una situación mucho más positiva de lo esperado, pues el puntaje promedio subió de 29 a 40 puntos en apenas cinco años.

Sin dudas, hay una tendencia a incorporar a más mujeres en la toma de decisión de las empresas más influyentes y este año el Ranking IMAD, en su sexta versión y con 127 empresas analizadas, nos permite capturar algunos hitos importantes que demuestran que el avance hacia el balance de género llegó para quedarse, y que las empresas sí están mostrando avances. Las mujeres se han tomado la escena en los últimos años, y así lo demuestra el Ranking IMAD 2022, donde podemos ver cómo de a poco los puestos ejecutivos o de primera línea comienzan a llenarse de talentosas mujeres, capaces de demostrar que el género no es tema al momento de ocupar una vacante. Por ejemplo, más del 80% de las empresas tiene a una mujer en la primera línea ejecutiva. Esto ya no es casualidad.

Para este año 2022 queremos destacar también un hito desde que se realiza la medición. Por primera vez una empresa logra el puntaje máximo: 100 puntos (AVON Cosméticos), lo que significa que tiene balance de género en todos los niveles. Esto demuestra y nos hace reflexionar que sí se puede. Que existe la voluntad, las capacidades y que los resultados son exitosos. Esto nos enorgullece y también nos llena de esperanza de cara a las próximas mediciones. Es bueno entender que las empresas que logran avanzar en equidad de género son porque así se lo han propuesto. Incorporar a mujeres a los equipos directivos no se da de manera natural y requiere de gestión. Por esto, es motivo de orgullo destacar que el aumento de los puntajes nos da muestra de una comunidad de empresas que está entendiendo el valor de tener a mujeres en altos cargos, su aporte a las empresas y a todos quienes participan en ella.

Más aún, habla de que el cambio ya llegó y ahora solo es cosa de tiempo. Y esperamos que este tiempo sea corto, porque todavía quedan empresas que no tienen mujeres. Este año hicimos una clasificación segmentando a las empresas que participan según su desempeño. Es así como está el grupo de las empresas IMAD ++++, aquellas que han avanzado en la incorporación del talento femenino en sus directorios y línea ejecutiva principal sin conformarse con el mínimo, mientras que al otro lado se encuentran las IMAD +, aquellas que tienen nula o cero presencia de mujeres en sus altos cargos. Estamos viviendo un momento histórico, donde tanto la sociedad como la cultura empresarial son más conscientes de nuestro valor. Ya no estamos invisibilizadas, ya no somos inferiores ni tenemos menos capacidades por ser mujeres. Al contrario, aportamos una mirada diferente, vemos las cosas desde otro punto de vista, que es complementario al de los hombres, y eso queda plasmado en el espíritu de la empresa que con gusto cuenta con nosotras. Sin embargo, los grandes cambios toman su tiempo y requieren de voluntad y también de gestión por parte de quienes se encuentran, en estos momentos, en los altos cargos.

Por esta razón es que cobra gran importancia el Ranking IMAD. Porque es un instrumento que ponemos al servicio de las empresas para que puedan analizar los resultados y tomar como ejemplo aquellas compañías que tienen una mayor puntuación. Ejemplo de que sí se puede lograr una representación más balanceada en el ámbito empresarial. El Ranking IMAD se posiciona como una herramienta de gestión, para ver la dirección en la que apuntan las empresas más grandes del país en temas de género, destacando a las organizaciones líderes en sus sectores o aquellas que logran subir sustantivamente su puntaje. Además, tenemos sus resultados en un momento crucial para el balance entre hombres y mujeres.

A pocas semanas de que el Gobierno presentara el proyecto de ley, que establece cuotas de género en puestos de alta dirección de empresas del sector privado, los resultados del Ranking nos demuestran que ante todo está la libertad de las empresas por decidir, y que muchas de ellas lo han estado haciendo, sin necesariamente tener que ser fiscalizadas para ver si están cumpliendo con un cierto porcentaje de mujeres en sus altos cargos. Las empresas del sector privado, que hoy alcanzan puntuaciones IMAD ++++, se la jugaron por un ideal y por entender la necesidad de contar con presencia femenina en sus puestos directivos o de primera línea, sin imposiciones y con libertad. Nuestro compromiso sigue intacto para colaborar con el sector público, el sector privado y la sociedad civil para lograr que más mujeres sean incluidas por sus talentos, sus carreras, trayectoria, porque eso les hace bien a los negocios, a las empresas y a la sociedad.

prensame-25
Conversatorio: ¿Empresas más innovadoras y sostenibles?
prensame
Segundo episodio de podcast “Atrevidas” se centra en cómo acceder a Fondos Corfo
redbow-conecta
RedBOW Conecta con Sandra Guazzotti
prensame-CE
Mujeres Empresarias en Transformadores de La Tercera
prensame-2
Ranking IMAD: da señales de estancamiento en el liderazgo femenino

Llene el siguiente formulario para contactar con nuestra organización.