El compromiso de SQM de potenciar la participación femenina en la industria minera

marzo 24, 2023
Edición especial, El Mercurio
Con un 20% de participación femenina, la más alta del sector, SQM ha desarrollado una atractiva política de participación femenina, que considera programas específicos de captación de talento y de formación como aprendices y mentoras.
 
El 17 de marzo se cumplieron 27 años desde que entró en vigencia la derogación del artículo 15 del Código del Trabajo, que indicaba que “las mujeres no podrán ser ocupadas en trabajos mineros subterráneos ni en faenas calificadas como superiores a sus fuerzas o peligrosas para las condiciones físicas o morales propias de su sexo”.
Desde ahí, y poco a poco, las mujeres han ido ganando terreno en la industria minera. Hoy, según cifras del estudio “Indicadores de la Minería”, elaborado por el Consejo de Competencias Mineras y el Programa Eleva de Fundación Chile, la participación promedio de mujeres en este rubro aumentó de 14,3% (2021) a 15% (agosto 2022), considerando tanto a las empresas mineras como proveedoras.
Si bien la cifra representa un avance, es necesario hacer más. Y en eso trabajan diversos actores de la sociedad, pues todos los análisis indican que fomentar la inclusión femenina en la industria es una tarea que requiere el esfuerzo del Estado, el sector privado y la sociedad civil.
Innovadora estrategia
Una empresa que ha decidido fomentar la participación femenina en sus faenas es SQM, que ha desarrollado políticas de atracción de talento que incluyen programas de formación para que las mujeres que viven en las zonas aledañas a sus operaciones adquieran conocimientos y desarrollen habilidades para desempeñarse adecuadamente en la minería y así convertirse en candidatas para entrar a la organización.
Capacitar es primordial, pues tal como señala Bárbara Blümel, subgerenta de Personas, Atracción de Talento y Diversidad de SQM, muchas veces las mujeres no tiene la posibilidad de estudiar ni especializarse para trabajar en áreas tradicionalmente consideradas masculinas, como el caso de la minería.
“Dentro de nuestros programas generamos uno de aprendices, que permite a las mujeres incorporarse a la compañía como trabajadoras, con un contrato a plazo fijo. Esto les permite tener práctica y más experiencia, sobre todo a nivel técnico”, afirma.
La estrategia ha dado resultados. En 2022, SQM cumplió su meta de contar con 20% de participación femenina, número que —detalla la ejecutiva— “es muy alto respecto de la media de participación femenina que tiene la minería (15%), y se logra gracias a estrategias enfocadas directamente en generar programas de formación para mujeres”.
“Hoy tenemos en nivel supervisor un 30% de mujeres con un rol de liderazgo, y eso refleja que hoy existen mujeres para esos cargos. El problema se concentra en el nivel técnico, y ahí es donde nosotros, como compañía, hemos desarrollado programas que van a ir evolucionando, porque esperamos tener un 25% de participación femenina en 2025”, detalla.
Pero no se trata de incorporar colaboradoras para cumplir con un número. También se busca que quienes ingresen a la compañía se puedan desarrollar profesionalmente gracias a sus competencias y habilidades, en un clima de respeto.
Cambio cultural
Si bien cada vez son más las empresas que se preocupan de potenciar el talento femenino, lo cierto es que para disminuir la brecha de participación femenina en el mercado laboral se requiere el trabajo conjunto del sector privado, público, y la academia, para lograr un cambio cultural. Tarea que debe fomentar aspectos como impulsar el ingreso de más jóvenes a carreras STEM, que les permitan desarrollarse, por ejemplo, en el área minera, y la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos.
“El cambio debe partir en la casa, porque siempre se ve a la mujer como la cuidadora de los hijos, de familiares. Se debe impulsar la corresponsabilidad parental, porque por más que yo esté en una empresa que me entregue herramientas y oportunidades de desarrollo, si no se cuenta con una red de apoyo en el hogar, es muy difícil”, expresa Romina López, gerenta corporativa de Sostenibilidad de Ambipar Environment Latam.
Igualmente importante es crear conciencia en las empresas sobre los beneficios de contar con equipos de trabajo diversos. Bien lo sabe Francisca Valdés, directora y cofundadora de Mujeres Empresarias, quien —desde hace 22 años— ha trabajado para “visibilizar el talento femenino en el mundo del trabajo y de la empresa”.
“Hemos sido un actor relevante para empujar el avance de la incorporación de las mujeres en cargos de liderazgo, de alta dirección, creación de empresas. El desarrollo de Chile va de la mano con la incorporación de la mujer en todas las esferas. Está demostrado que cuando en los equipos participan hombres y mujeres, hay más eficiencia, mayor productividad, mejora el clima laboral y eso les hace bien a las empresas y al país”, asevera.
Agrega que en las empresas “las decisiones tienen que venir desde arriba, generalmente el dueño de una compañía o un CEO” para que tengan efecto, siempre con un ánimo de trabajo colaborativo.
“Estos cambios requieren tiempo y mucho diálogo para ser implementados”, expresa.
Coincide la subgerenta de Personas, Atracción de Talento y Diversidad de SQM, al señalar que la compañía comenzó hace seis años la estrategia para incorporar más mujeres.
“Nuestro puntapié inicial fue la incorporación de dos mujeres en el directorio, que fue importantísimo, porque muestra que la compañía tiene interés, porque efectivamente los grupos de trabajo diversos tienen mejores resultados y soluciones distintas para enfrentar las oportunidades de mejora”, comenta.
prensame-25
Conversatorio: ¿Empresas más innovadoras y sostenibles?
prensame
Segundo episodio de podcast “Atrevidas” se centra en cómo acceder a Fondos Corfo
redbow-conecta
RedBOW Conecta con Sandra Guazzotti
prensame-CE
Mujeres Empresarias en Transformadores de La Tercera
prensame-2
Ranking IMAD: da señales de estancamiento en el liderazgo femenino

Llene el siguiente formulario para contactar con nuestra organización.